s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Lya Naranjo Ribadeneira
Nacionalidad:
Ecuador
E-mail:
Biografia
RECADO PARA CRISTO

Jesucristo:
es necesario, imprescindible,
urgentsimo que vuelvas.
La tierra que hace veinte siglos
conociste, no ha cambiado.
Persiste la injusticia, el dolor
el desencanto.
El hombre se ha prostituido,
vende su alma, su conciencia
su ideal y hasta su vida.
Hay millones de nios sin escuela,
muchas madres hambrientas
de cario y de justicia.
El aire se ha vuelto irrespirable.
Los campos no alimentan:
envenenan.
La mente de los jvenes
partida en dos mitades:
por la droga y la ignorancia!
El gringo descubri
que en Amrica Latina
se venden la sangre,
los hijos y el trabajo.
La miseria es oprobio
en la espalda enflaquecida de los indios,
el negro, sigue negro,
esclavo como siempre.
La libertad est entre rejas,
de moda la agresin.
La vida es un insulto
en manos de aborteras.
Yo no creo, Jesucristo
que regreses.
No puedes!
Diariamente te asesinan
en los estmagos vacos de mi pueblo.
Te desangran en la guerra del Irak,
Te amordazan la conciencia
en India y Paquistn.
Hemos olvidado que hace tiempo
tu dijiste:
'Amad a tus hermanos'
Hoy se hiere, se mata,
se roba, se esclaviza.
El hombre lucha contra el hombre.
Quin dijo que el amor es lo primero?
La ciencia busca
perfeccionar la guerra,
se inventan los misiles,
mejores anticonceptivos
y se archiva la paz.
Y tu Jess vendrs?
para qu?
Est sucio el mundo.
Y seguir igual!

OTOO

Al son de las hojas de la acacia desnuda,
danza el viento en el patio, esta tarde de octubre.
Revuela la fronda, el remolino galante
de algn vals escapado de ' Los bosques de Viena'.

Lvido el sol, besa una nube, que discreta pasa
por el cielo amarillo, de este suelo boreal y lejano.
Va la gente de prisa, encogida, triste.
Con esta misma tristeza que aovilla mi vida.

Qu ser de aquel? Pas el tiempo entre su ser y el mo,
entre su paraso y mi congoja; no hubo espacio
para sembrar quimeras, en esa vieja historia
tenazmente irisada de lloviznas.

Ser su vida como esta calle vaca?
Ser su cuerpo un jardn congelado?
Mi pobre corazn naufrag como esta hoja,
Como esta nave quieta, como esta ola, que en la rada
invent silencios bajo el sol helado.

En esta hora, inexisto. Como un fantasma,
con la ventana abierta solo espero:
Un navo dorado para m ocenico
y tenaz desamparo.
Y sola, en esta tarde, ensaya el corazn
un ballet de cristal sobre la fronda.
En la cal marchita de esta tarde anciana,
Anciana, desmayada, yerta, y fra.

Nueva York, 1996

NADA

Anestesiados de dolor los sentimientos
Ya no amo nada, nada en la vida
Me conmueve. Soy un camino solitario,
Baado de ceniza, que el viento de la tarde azota.
Mis ideas, dos lucirnagas muertas,
En el horizonte de mi carne gimen.
Soy un barco encallado en diarios viejos,
Nostalgia de mandarinas sobre lpidas flotantes,
Estacin de copos grises,
Lejos, tan lejos de mis dulces sueos.

Morirn uno a uno mis aos
En la transparencia del fro.
Nostalgias y paisajes,
Dormirn de lunes a domingo.
Y mis locas obsesiones, las penurias mas
Sern ms mas con el ritmo lento de mi carne.
Al fin, el fardo de algas y silencios,
ste negro volumen que atormenta,
Ser lastre de mareas ms profundas.
Y los sueos? Oh, los sueos!
Velos sobre los hombros de los das
Bohemios guarismos tras un fuego fatuo.
Noble dolor de aguardar cndidamente,
Con los brazos tendidos sobre el viento,
La vieja lmpara de aquel buhonero.
Que no llega, no llega.
Y si llega, jams ser ma.

Miami junio del 2003.

18:30

El sol es un poema de colores
Sobre los minsculos espejos de la arena.
El mar lame las ltimas pisadas de la tarde.

Playa, soledad, silencio.

Cierran las palmeras sus pestaas tropicales.
Una rueda de caracoles diminutos
Juguetea sobre la slice hmeda.

Playa, calma, lasitud.

Levedad de alas y gaviotas,
Transentes imgenes que columpian
En esta hora lila, los bostezos del da.

Murmullo salobre, olas rompiendo la brisa.
Resaca de amores, dolencias, distancias.
Igual que mi vida, se deshoja lento, el ocaso.

Tonsupa Esmeraldas
Agosto del 2007


DELIRIO

Vino, hoy de refiln, nerviosamente
una corola de trinos
a tocar una sonata de silencios
sobre las uas de mi insomnio.
Mientras el espejo devuelve
mi gemela imagen, esa desconocida
invencin de mi misma,
asumo que soy una teora misteriosa
del naufragio inevitable
de un loco viaje inexistente.
Mis molculas, filamentos de astros,
gnesis de espumas, peces de colores,
juegan un ajedrez de msica
vegetal, zoolgica, mineral
muy corazn adentro.
Y yo, agazapadamente,
tripulando un barco de papel,
constante viajera inconsolable,
con esta llovizna que me sube a la garganta,
despeino un ratapln de sones
en el lomo de un pobre dinosaurio
que de puro paranoico
se qued rondando mi necia soledad...

LA CULPA

Quiz la culpa fue, de mi destino marinero,
De mis oleajes sabor de retorno y despedida,
De mi frgil arena al filo desnudo de la rada.
Posiblemente, la culpa fue de esta
Vehemencia dilapidada en una caja de sardinas.
Cadenas azuladas sujetando mi codicia de amor,
Tu desdn de pramo sobre mis clidas palmeras.
Cantndome a la flor de mi odo
La niebla triste de tu monotona.
Acaso, la culpa fue de esta, mi utopa de amor,
O de tus palabras huecas ancladas
Al malecn del desencanto.
De esta mi mana de construir puertos
En jeroglficos virtuales.
Tal vez la culpa fue de esa flor
Amanecida en la mitad de tu pecho
Tardamente, sin perfume ni quimera,
Haciendo de mi vida un lunes eterno.
Adis, No vuelvo. Entierro mi silencio
En el fondo de una estrella
Y la regalo al mar.
No vuelvo. Adis a tus ojos que am tanto.
Fue culpa de los dos, sin duda, y
De la descarada ficcin de aquella golondrina
Que piloteaba indeleble el aerolito
Que se llev de mi vida los domingos.

Y cuando solo seas un recuerdo
O una fotografa,
O quiz esa lejana tarde, de enmascarada prisa
En que murieron mis sueos,
Yo cultivar geranios, aquellos que te gustaban tanto...
Con esta nostalgia loca, hirindome
El alma con su arpn de fuego.
Para hundirme irremediablemente,
En la arena movediza de todos los das

biografia:

LYA NARANJO
. Quito, Ecuador 1948.Doctora en Lengua Espaola y Literatura, Master en Educacin Universitaria.Maestra y poeta, ha logrado en los dos campos distinciones nacionales e internacionales.
Ha recibido vrios premios literarios:
- Premio 'Platero 95' Poesa.Libro espaol de las NN.UU. Ginebra-Suiza.
- Premio Nacional de Poesa 'Gabriela Mistral'
- Primer Premio 'Poesa Indita' Distrito Metropolitano de Quito.
- Premio 'La soberana Ecuatoriana y la Paz'
- Primer Premio 'Manuela Caizares' Quito.
- Premio 'C.I.E.P.E' Quito.
Ha participado en Congresos nacionales e internacionales de Literatura; Encuentros Internacionales de Poetas:
'En la Mitad del Mundo' Quito, 'En el Pas de las Nubes' Mjico.
Autora de los poemarios:
- 'Poema de la Soledad'[Canto a Nueva York]
- 'Tiempo de Colores'
- 'Luzombra'

LetrasLya@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s