s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Miguel Angel Chinchilla Amaya
Nacionalidad:
El Salvador
E-mail:
machinchilla@hotmail.com
Biografia

Miguel Ángel Chinchilla Amaya

Forma parte del grupo de escritores salvadoreños que surge a finales de 1970; escritor de la generación zacate como él mismo la denomina, generación espontánea conformada por aquellos jóvenes literatos que merecieron sus primeros reconocimientos en los juegos florales convocados por la casa de la cultura de Zacatecoluca.

Chinchilla escribe poesía, cuento, fábula, novela y a veces periodismo literario. Es el único escritor de su generación que hasta el momento ha sido galardonado y publicado en todos los géneros literarios. Chinchilla ha obtenido premios por su obra, tanto a nivel nacional como internacional.

En producción radiofónica, recientemente produjo la mayor antología de la cuentística salvadoreña en lenguaje radiofónico, desde Francisco Gavidia hasta Ricardo Lindo; casi cuarenta cuentos de autores salvadoreños, dramatizados, con efectos, música y grabados en disco compacto. Asimismo ha producido radionovelas con obras de

autores salvadoreños como Salarrué, Manlio Argueta y David Escobar Galindo; además de haber adaptado clásicos universales como Don Quijote de la Mancha y cuentos de Bocaccio y Alejo Carpentier, entre otros. Estas producciones han sido difundidas a través de Radio YSUCA.

 

CINCO SONETOS

PARA EL CRISTO NEGRO

 

EK KAMPULÁ

 

Estaba entonces la nube pensando

Cuándo llegarían sus primas y hermanas

Para provocar una buena tormenta

Para refrescar el calor que atormenta.

 

Por temor a Ek Kampulà no llegaban

Negro de la noche negra que impedía

El paso de aquellas nubes migrantes

Un chubasco de seguro bueno sería.

 

Permite Ek Kampula sembrar la semilla

Y el paso del caminante hacia Copán

Oh negrura del dios negro déjanos pasar.

 

Tampoco Ek Kampulà era un dios necio

Mucho menos de misericordia estrecho

Simplemente cumplía con la ley natural.

 

PAYAQUÌ

 

Era Payaquí de los chortis el gran reino

Reino donde Topilzin blandía su cetro

Nuestro Señor Uno Caña jefe de jefes

Hombre de poder, sabiduría y esfuerzo.

 

Huey Tlato en el cruce del trifinio

Donde se erguía el bosque encantado

A orillas del Güija siempre tan calmado

Y las pelotas surgiendo de los artesanos.

 

Tachti o Poktapok el hule sagrado

Recuerdo del padre de los brujitos mayas

Así disfrutaba el Señor Uno Caña.

 

Al oriente Copán donde el día soleado nacía

Al occidente Mictlán donde la sombra surgía   

Y en Izabal, Quirigua, donde la piedra crecía.

 

QUIRIO

 

Entre Ek Kampulà e Yzquipulâ

Corre un río de sangre oscura

Y bermeja como en Tlapallan donde llegó

Quetzalcoat a convertirse en estrella.

 

A mediados del Siglo Dieciséis

Juan Pérez Dardón fundó la villa

A costa de mil braceros con grilletes

Que sobre Santiago nada sabían.

 

Y como Ek Kampulà era de piel oscura

Gran idea se le ocurrió al señor cura

Esculpir un Cristo Negro milagroso.

 

A Quirio Cataño portugués de nacimiento

Encomendaron el divino encargo

Tallar el cristo oscuro como un misterio

 

URACO

 

Tomó Cataño por modelo a Uraco

Un fraile forajido que vivía en pecado

En Jutiapa por blasfemo crucificado

Según Sagatara era ruin y bellaco.

 

Oh sangre impía del mestizaje

Do se mezcla lo malo y lo bueno

También lo virtuoso con lo obsceno

Todo cabe pues en este menaje.

 

Y a fuerza de predicas y aciales

Ek kampulà se vino mezclando

Con la nueva imagen del Cristo Negro.

 

Tu fe y devoción te valgan hermano

Y no te hagas piedra como los compadres

Conserva la memoria de antiguos anales.

 

OMERÍA

 

La gente siempre va caminando

En romería cantando y rezando

Por fe en la fe del Cristo Negro

Señor de Ek Kampulá te suplicamos.

 

Mi abuela que iba en carreta

Contaba leyendas de la romería

De gente opulenta que fe no tenía

Viajar de turista era su meta.

 

Los mexicanos veneran a Tonantzin

Los peruanos al Cristo de los Temblores

Y en Chiquimula al Señor de Esquipulas.

 

En tiempos aviesos hubo una replica

Del Cristo Negro para fines canallas

La fe sin embargo se mantuvo épica.

 

 

 

Miguel Ángel Chinchilla Amaya

Cuscatania

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s