s
s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aarn GARCA PEA
Nacionalidad:
España
E-mail:
Biografia

ATRACADO DE POR VIDA

Caminando por el barrio de Hortaleza me encontré con varios delincuentes y extremistas radicales. Sucedió así:

Primero me topé con Dios, y le esquivé sin demasiada dificultad.

Después vino el mar, al que rodeé con dos rápidos movimientos de cadera.

Más tarde dí con los malos poetas. Éstos resultaron difíciles, los había por todas partes, pero seguí adelante.

Lo cuarto fue la muerte, pero me hice pasar por un dictador sanguinario. Crucé por su lado sin que me mirara siquiera a los ojos.

Ahora me persiguen Dios, el mar, los malos poetas y la muerte. Y no sé qué me da más miedo, si que me roben la bolsa o que me roben la vida.

EL ESPAÑOL AHORA

Vivo por una decisión política,
por una imprevisión de nueve meses,
y soy un español desde ese instante.
Ser español requiere un compromiso
que nadie ha descifrado hasta la fecha;
un español el tiempo suficiente
para saber que aquí lo más difícil
es no volverse loco hasta muy tarde.
Viviendo se conocen muchas cosas.
Algunas envejecen de repente
la forma de abrocharte la camisa.
Yo soy un español poquito a poco.
Después de trabajar durante años
logré que me tomaran por inútil.
No doy mi poesía en las tertulias
ni cedo la razón por convivencia.
Prefiero que la gente me interrumpa
leyendo endecasílabos ajenos
y no cruzarme nunca con un arma.
Uno las colas de los boquerones
las tardes que no sirvo para mucho,
y me llevo muy bien con los congéneres
que sueñan con mi muerte por contrato.
Aprendo cuanto puedo de mi abuela
ahora que la cuido de sí misma.
Entierro y desentierro diariamente
las ganas de cambiarme de trabajo,
los juegos que inventé cuando era niño,
el beso que olvidé sobre una rama.
Hoy sufro hasta que doy con la manera
de ser de otro país de vez en cuando.
Yo soy un español como los otros:
aspiro a ser vulgar muy pocos días
y sólo me conforta equivocarme
si llego a fin de mes como un extraño.
Yo soy un español por prescripción
facultativa. España es como es:
a veces un paraguas que no abre,
a veces un invierno en la maleta.
He visto que en España la chapuza
es, más que tradición, su propia historia.
He visto a casi todas las familias
llevar diariamente sangre al banco.
Y he visto avergonzarse a quien se esfuerza.

Respetado español de los de ahora,
pasión sobreseída: ponte en pie
y vuelve a convencerte de ti mismo.
Cambiaste la salud por democracia.
Cayeron una noche tus idiomas
al último cajón de la mesilla,
y apenas eres hoy un decimal
de un número tan largo como el odio.
Este país es toda una sorpresa:
con el sudor fatal de tu talento
te ganarás el hambre cualquier año.
Español, contagiosa incertidumbre,
mala hierba que crece en la península:
aprende a practicar tus convicciones,
aprende de la mar en el naufragio,
y a no ser español sino persona.

POÉTICA

Al lector, o le aburrimos o le matamos. Un poema malo -de leerse- podría causarte un dolor de cabeza. Un poema bueno -de acabarse- podría matarte a ti y a todo ser vivo en un radio de siete kilómetros. La poesía no es sólo fin y medio de sí misma; el lector debe ser asesinado, pero con todo el cariño. Para éste fin exijo que cada verso merezca la pena el esfuerzo de leerse. En el mundo hay dos clases de personas: los ignorantes y los que no quieren serlo. Con la poesía pasa exactamente lo mismo: la hay que no sirve ni para dejarse la vista en ella.

En poesía cada imagen es una defensa de la idea. Sin idea no hay poema. Sin imagen no hay poesía. Ya sea por medio de la idea o de la imagen - si no ambas -, el poeta sólo debe aportar lo que no existe, y ser él mismo hasta cuando miente. Así como sólo si un grano de arena irrita el tejido de la ostra, se forma la perla; sólo si el poeta es irritado debe escribirse el poema. Lo demás es lo de menos.


biografia:
Aarón GARCÍA PEÑA

Cursó estudios de Educación Física y Tecnificación deportiva en la Universidad de Alcalá de Henares de Madrid, pero a Aarón García Peña le acompaña desde muy joven una determinante vocación literaria. Terminados los estudios fundó en la Asociación de Escritores y Artistas Españoles un grupo [Nocturno i], el cual dirigió durante cinco años. En esta misma asociación centenaria organizó los ciclos de conferencias, lecturas y recitales: \'La poesía está desprestigiada\' y \'La poesía está justificada\'.

Desde entonces ha trabajado como escritor, conferenciante y declamador para la Biblioteca Nacional de España, el Parlamento Europeo, Obra Social Caja Madrid y universidades públicas y privadas en España y Siria. Impartió además la asignatura \'Historia de la poesía española del S. XX en Centros OSCUS, y ejerció como creativo publicitario para Número Uno Comunicación.

Desde 1999 trabaja excusivamente como escritor, docente literario y divulgador cultural.

En la actualidad dirige la sección de comunicación digital y página Web de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, dirige la revista digital Poesía y Manta, y el Certamen Internacionl para poetas jóvenes de la Casa de Campo de Madrid desde que él mismo lo fundara en 2002. También imparte los talleres presenciales de Relato corto, Escritura creativa y Guión de cine.

Tiene publicados los libros de teatro y poesía: Machado, vida y flamenco y Cuidado, Mancha, respectivamente.

aaron@poesiaymanta.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s