s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mariana Flores Rojas
Nacionalidad:
Bolivia
E-mail:
Biografia
MAS

Comenc a ver deliberadamente por la noche y despert con las ideas inconexas, pero condicionadas a su clido fro

Hblame, deja que la distancia se interrumpa con nuestros respiros; si tu recuerdo no fue ms que un sueo.
Deja que hoy pueda describirte como la sensacin que ha cubierto mis manos; como el susurro de tu nombre

Todava tengo para ti, las palabras no dichas, que pelean en la oscuridad de mis verdades y fantasmas ocultos en el desierto tras el abrazo ajeno, camuflados en el roce de las sensaciones insensibles.
Todava tengo tu silencio y la maldita necesidad de materializarte en las conspiraciones dentro de la noche; todava la incompetencia del recuerdo, la fugacidad del delirio; todava el ansia loca de la enfermiza respuesta a mis coincidencias.
Todava ests aqu, en mi ausencia, en el doloroso sentido de la noche.

DISPARO

En el seductor y doloroso sentido de la noche
Te encuentro envuelto en obscuridades, en verdades.
El halo ficticio de la luna que alumbra insistente el secreto de la sensibilidad a la cada, y tu nombre insaciable, intangible, corroe desde la primera hasta la ltima letra de la palabra 'rasguo'.
De esa espesa nebulosa de fantasmas y sombras, es tu nombre el nico producto mo capaz de convertirme en noche.Por tu nombre sin ausencia sera yo la noche.[5235]

5235
Sin saber si lo correcto era pecado [y sin dudar de la necesidad innegable de querer pecar] dej el lgido grito de la risa para correr tras tu nombre
No voy a dejar de amarte nunca
Ni voy a escribir para quien no tiene figuras en mis manos
No voy a entregar mis palabras tuyas a la imagen enferma de tu significado
Ni voy a aullar a la noche mis deseos sin tu sombra
No voy a negar que la insoportable carga de vida es producto del exceso de luz que me dejaste.me provocas el dulce camino al gran silencio, ir rumbo a tu nombre, tu cuerpo.[5235]

DELIA

Prestaba atencin para no perder la oportunidad de encontrar sonidos en los dibujos que vea.que eran producto de sus manos.y aunque nadie me crea, s que l me acaricia a la distancia, su tacto es verdico, tanto como la noche.

Y del espanto se percibi su tacto en una caricia, la llamada esperada [la llama esperada, la llamada espera]
Que endulzaba el sonido del silencio pasmdico de la oscuridad

En el sinuoso espectro del sueo se oy el desesperado grito tranquilizante de sus deseos, se percibi el abrazo
sabes que me haces llorar?
La caricia a gran distancia pasa por m como un rasguo y tus palabras ensordecen.tu imagen hace la noche
Y mi respuesta no es ms que un lamento, un grito al pretexto de saberme viva a causa de la inconsumada presencia.

Confusin de mis certidumbres, ni en mil abrazos te tocara, 'Sombra unida dulcemente a mi nombre.'

REAL

Dentro de las conspiraciones de la noche, te he visto, sentado disfrutando de un eterno cigarrillo, a la vez que murmurabas entre tus manos tus deseos, caminando entre las hojas secas de la habitacin, con un calendario en la mano.
Esperando que el desierto vuelva a fundirse entre mis ojos, y los tuyos, impacientes.
Conteniendo el deseo de gritar, o de gritarte.
[.y si tuviera la oportunidad de gritar o de gritarte. correra escapando de mis pesadillas. huira detrs de nada.]
He vuelto a verte escondiendo tus manos, , dndome la espalda, esperando que en algn momento la delicadeza de los deseos pueda expresarse y sentirse en el tacto.te diste vuelta
Con tus ojos que esconden el infinito
Has completado el crculo de mis eternas verdades y fantasmas.
Acaricio tu ausencia,
El rasguo pasa por mi tacto.
Recuerdo que hubo alguna vez la calidez de un rostro escudriando razones en mi desierto, supe que la condena terminara si sus deseos fueran llevados a acariciar el lgido respiro.
Otra luna.
Contemplo desesperada el pasar del tiempo por tus ojos,
tu voz no ha dado respuesta,
tu tacto no me ha reconocido,
y tus reclamos se inscriben insistentes sobre mis manos.
Aunque tu respiracin arae mi cuerpo, espero un sonido,
espero una visita con las puertas abiertas.
Contemplo el correr del tiempo con irnica paciencia,
las sombras vuelven, se esconden y respiran al lado mo.
Deja que encuentre tu voz.
Afuera llueve y yo estoy sola.

biografia:

Nac en la ciudad de Tarija - Bolivia, el 3 de octubre de 1986. Desde que tena 6 aos comenc a participar de cursos y seminarios sobre ortografa y redaccin.
Fui parte del Club de Literatura Infantil de mi ciudad, participando generalmente como declamadora, aunque gan varios concursos de cuentos.
Actualmente soy estudiante de Derecho y Antropologa.

morelliana_mari@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s