s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Rodolfo Andrs Carrasco Rojas
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia

Alienus Dominus

No puedo seguir así,
lo he intentado,
he querido comprenderte,
pero no puedo,
uno de los dos está mal.
tu religión no va conmigo,
si es que quisiste
tener una religión así.

Creía en un Dios justo,
de los pobres,
de los castigados,
de los sin dios.
y no sé dónde te prefiero ver:
si comiendo y bebiendo,
o ensangrentado en una cruz.

Y he mirado a quienes creen conocerte,
a los que se espantan con embarazadas solteras
y luego celebran el mes de María,
he visto como el cristiano no puede pensar.

Y he mirado numerosas familias
que le niegan un \'Padre\' al homosexual;
y cómo hablan de fuego eterno
si el amor al prójimo
no distingue sexo ni edad;
he visto como el cristiano no sabe amar.

Creía en un Dios justo,
pero dónde estás cuando muere un niño,
cuando miles mueren sin nada que comer;
y dónde está tu iglesia
sino controlando la vida
de quienes no se quieren cuestionar,
de quienes dominados en tu nombre
enriquecen al más rico,
de quienes dominados en tu nombre
le dan la espalda al triste,
de quienes dominados en tu nombre
condenan al que no quiere seguir viviendo,
de quienes dominados en tu nombre
disfrazan al amor y lo atan
con cadenas al matrimonio;
y se olvidan que el amor
no es algo que se compre,
no es algo que se venda,
no es algo que se deba firmar:
el amor es cuestión de piel.
y qué hace la iglesia,
llama pecado al placer, al instinto,
al amor en su máxima expresión,
y no acepta la igualdad amante,
les niegan un dios,
acaso no moriste por ellos también.

Creía en un Dios justo,
que viviera en la tierra,
que burlara con piel el frío,
que compartiera el pan
bajo un puente apartado,
que se durmiera en una banca
con cartones arropado,
o que se acordara
que ésta también es una realidad.
He buscado en quienes creen conocerte
y no he recibido más que decepciones,
las cosas no son porque son,
sino porque algo quiso que fueran:
y ahí estás tú,
con atribuciones divinas,
en un trono de oro,
te mereces mi respeto por crear vida,
pero para qué.
las cosas no son porque son:
y ahí estoy yo,
buscándole sentido y respuesta a todo,
y ser cristiano [hoy en día] no es solución;
no confío en quien no deja pensar,
en quien no deja cuestionar ni dudar,
no confío en que \'Dios\' sea
como lo dibuja esta religión.

Creo que hay un Dios justo,
que duerme en cada corazón,
no necesitas la Biblia, el Corán, la Torá,
si lo escuchas sabrás amar,
sabrás que no hay verdad absoluta,
el bien y el mal están en ti:
no despiertes a otro Alienus Dominus.

-----------o------------

En mis manos, tus manos

A los responsables de la educación

La he visto morir en mis manos;
sin paz.
gritar desesperada pidiendo ayuda:
igualdad.
pero su voz ha sido sorda,
su queja ha sido ciega,
la he visto morir en mis manos,
gritar desesperada cual alma en pena.

Y llora a mares desventuras,
y llora ahogos, amarguras,
y llora sangre aunque sin venas.
La he visto morir en mis manos,
la he visto morir en tus manos.

-------------o------------

Mi libertad pide hablar

Suena el silencio en mi cabeza,
la libertad es oprimida,
mientras sigue creciendo
el sueldo de los humildes
y nobles señores
que nos controlan,
de quienes honorablemente
explotan a quien no puede opinar:
a quien debe suicidarse cada día
para poder tener algo de pan
y hacer milagros con las cuentas,
y vender su ya desgastada libertad.
no hay dignidad.
Rindámosle culto al Dinero,
Santo Patrono de esta sociedad,
bendito Estado de Bienestar
y bendito neoliberalismo,
bendito consumismo y capitalismo
depredadores de sueños e ilusiones,
evolución retrógrada del canibalismo
y todas sus derivaciones.

Suena el silencio en mi cabeza,
mi libertad pide hablar.

biografia:

alienusdominus@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s