s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aida Iris
Nacionalidad:
Estados Unidos
E-mail:
Biografia
Dicen...

Dicen que te vas por los callejones para verme pasar.
Que no quieres entrar por la puerta del frente
para que nadie se de cuenta que me visitas.
Dicen que temes dejar tus huellas en mi portal
por temor a que las otras se den cuenta.
Dicen que ya no te importo, que deseabas una salida
pero siendo tan caballeroso, [o cobarde?], no encontrabas la forma
Dicen que ya tienes conquien compartir tus penas y alegras,
sin que haya reclamos ni menos preguntas.
Dicen que las nubes taparon el cielo y el arco iris se escondi.
Dicen que no gustas de llamadas porque quedaran perdidas
entre los cables fros que atraviesan los mares.
Dicen, dicen, dicen.
Pero yo me resisto a creerlo aunque la evidencia
me manotea el rostro y me hinche de tristeza.
.
Me resisto porque. Te Quiero!

No puedo olvidarte

Se que pasa el tiempo
que ese reloj no descansa,
en todos los rincones se escucha el tic-tac
que marca cada hora convirtindola
en das y estos en meses hasta ver
pasar los aos mientras yo sigo aqu desendote.

La luna me contempla en noches llenas de estrellas
que suspiran al unsono creando temblor en la oscuridad.
No, no encuentro como rendirme,
como olvidarte y dejar t recuerdo en paz.
Me abrazo a una gota de roci
y miro en sus adentros buscando tu rostro,
aorando sentir tus labios en los mos.

Nadie me pida que te olvide, lo he tratado
y no puedo porque el deseo que invade
mi cuerpo grita en silencio por ti.

Epstola hecha versos a tu ausencia

Con el alma embargada de ansiedad he esperado noticia tuyas
He entrado en cada rincn llamando t nombre, sin resultados,
no puedo evitar pensar que en algn lugar te encuentras
abandonado sin que nadie te extienda una mano o
postrado en una cama de cualquier hospital
lejos del alcance de los medio de comunicacin.
Las horas pasan muy lentas,
los minutos y segundos se multiplican
cuando la ansiedad invade los sentidos.
Observo tarde deslizarse entre la sombras
de la noche mientras espero noticias tuyas.
A lo lejos se oye el silbido del tren de la medianoche
rompiendo el silencio de la madrugada.
Siento la brisa tropezar con mi rostro y
llevarse enredada esas lagrimas que brotan de mis pupilas.

Me duele en lo ms profundo no saber de ti
tanto como esa amante que sabe que nunca llegara a ser la duea.
No sabes de esos momentos melanclicos
al acercarme a tu casa y ver la luz apagada,
sent como si la noche le faltara la luna y
las estrellas tuviesen vestida de luto.
He tenido que tragarme ese nudo en la garganta y
regresar a mi cama donde los fantasmas pintados en la pared
se mofan de mi tristeza.
En esas ausencias tuya de das,
semanas y hasta meses
se crea un vaci que se llena con miles de preguntas,
de reproches y de culpabilidad.
Hice algo para que te enojaras?
Qu tienen las otras que logran gozar de tu presencia que no tengo yo? Acaso son ms inteligentes, ms bellas? o
Simplemente te ha cansado mi cario?
Quiero recrearme entre tus letras
cerrar los ojos y gozar del placer
de sentir tus dedos dibujar corazones por todo mi cuerpo,
baarme en esos besos que me envas en las noches de luna llena
ms en estos tiempos de ausencia
la alcoba se oscurece y solo se escucha el silencio de tu lejana
y los suspiros mos por tenerte entre mis brazos.

Cada da nos hacemos ms distantes
como si buscramos prevenir algo que de suceder
puede cambiar el giro de nuestras vidas.
Las ansias y el desespero por hacer realidad un sueo
Azotan cada vez ms fuertes, perdiendo el temor
y el respeto por lo establecido
por unos juramentos que un da se dieron.

Ser por eso tu ausencia?

biografia:

Naci en Ponce, la ciudad seorial de la isla del coqu.
Anestesista de profesin, madre de tres varones y abuela de dos bellos nietos, como ven, estoy rodeada de hombres.
Me encanta la lectura y a veces me da el atrevimiento de querer escribir para colarme entre los grandes escritores como ustedes.


coqui_47@yahoo.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s