s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Norma Segades
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
Biografia
El torturado.

'...porque slo s cantar lamentaciones/ porque no puedo ser un ave de lluvia
porque slo soy un pjaro de cartn y piedra.'

Carmen vila
[Mxico]


Porque habita el secreto,
porque no puede hablar de lo que duele
como turbas de espinas desgarrando su lengua,
desde aquellas desiertas madrugadas reclamando sus nombres
a pulso de picana, a fuerza de tortura, a paso de martirio,
apretando los dientes para no recordarlos en mitad de los miedos,
en mitad de la noche, en mitad de las lunas amarillas,
para no traicionarlos, para no maldecirlos
desde la soledad acantilada
y el dolor encendido.

Porque habita el insomnio,
porque el vuelo se ha vuelto fatigoso,
limitado y rasante como sus esperanzas
hartas de imaginar las libertades, la equidad, los derechos,
mientras la gente andaba los desfiles del jbilo, agitando el bullicio,
festejando ese triunfo que los pari una tarde los mejores del mundo,
ajenos por completo a tanta impunidad encapuchada,
decretando el silencio para la ausencia annima
sepultando el hedor de la vergenza
en el lecho del ro.

Porque habita el fracaso
de ser hijo de un pueblo sin races
que inmola en los altares su diezmo de tragedia
y el nunca ms es slo un expediente entre tanta injusticia
y la historia repite sus errores sin tiempo, sus eclipses de olvido
y todo es negociable: hambre, feudos, proclamas, indultos, dignidades,
en este territorio de lesa hipocresa
donde una hostilidad a contrapueblo
desnuda los colmillos.

Las madres.

'Ya no es verano.
No hay Dios.'

Edith Goel
[Argentina-Israel]


Danzan al son del viento.
Danzan con un manojo de memoria
trenzado en el cabello, prendido en la solapa.
Danzan en los umbrales de un insomnio que devora retinas,
que adivina los cuerpos pudrindose en la entraa del agua turbulenta,
que denuncia las llagas gestndose en los huecos de las noches sin dioses,
que reclama al silencio su azul cosmogona de esperanza,
vagando por los jueves en la plaza del miedo
ante un pueblo que inventa absoluciones,
que indulta las afrentas.

Danzan sobre su llanto
al ritmo de la lluvia en las baldosas,
al comps de esos nombres que no quiebra la furia
con sus rabos de enconos clandestinos desciendo relmpagos,
ni la boca asesina consumando rituales de harina fraudulenta;
que no rompe el sigilo de uniformes reptando por senderos impunes
ni la iglesia ocultando la identidad secreta del verdugo
ni la letra amarilla escribiendo otra historia
ni la calumnia alzando sus estigmas
ni la hirsuta impotencia.

Danzan entre el ultraje,
danzan sus terquedades insolentes,
danzan entre recuerdos, entre antiguos retratos,
entre gestos de infancias inocentes encendiendo sonrisas.
Renacidas al mundo desde las hendiduras de sufridas placentas,
paridas por los mismos que parieron sus muslos hace espesos veranos,
delatando los odios que acribillaron pjaros dormidos
cuando urda la angustia sus tramas de desvelo,
cuando se rebelaron los geranios
y comenz la ausencia.

La escritora.

'... porque hasta el ltimo hlito de vida
voy a aferrarme a la conciencia.'

Leticia Ricrdez
[Mxico]


La voz estalla en huecos de conciencia
con un gesto de espiga reclamndole al siglo sus silencios culpables.
La voz se eleva triste, sin ritmo de panfleto admonitorio
ni cadencia de muerte multiplicando cogulos
ni palabras convulsas.
La voz busca engendrarse
con semen de fogatas pulsando en la vigilia,
en el cntaro azul de una esperanza ejercida a mansalva.
La voz quiere ser clara como el agua en la lluvia o la luz en la aurora.
La voz quiere ser largamente pura.

Pero ella no suscribe al disimulo,
renuncia a los secretos, abdica a los disfraces, reniega de mordazas.
Entonces ya no puede consentir los dolores encrespados,
admitir los vendajes que ciegan las pupilas,
omitir la denuncia.
Entonces se apasiona,
entonces se derrama como un blsamo tibio
entre todas las llagas rigurosas, entre todo el agravio,
entre todos los odios que invaden la intemperie cuando la vida exhibe
sus colmillos de eclipses y penumbras,

inventa algunas treguas tutelares,
alguna fe propicia que le encienda horizontes a pesar del espanto,
algn sntoma breve de escasas indulgencias malheridas,
un resto de plegaria agazapada
que funde otra liturgia...
Pero en el fondo sabe
que algo viene creciendo a travs de la pena
que, ms all de la quietud del viento, el hambre anda en jauras,
que tiene el corazn de pie en las coordenadas del ms hondo cansancio,
que tiene el corazn sobre la furia.

biografia:

Norma Segades
- Manias, nacida en la ciudad de Santa Fe, Argentina, el 5 de junio de 1945, es autora de: Ms all de las mscaras [1989], El vuelo inhabitado [1990], Habitantes del paisaje en edicin cooperativa, captulo Mi voz a la deriva [1990 / 1991], Tiempo de duendes [1991], El amor sin mordazas [1992 / 1994 / 2004], Crnica de las huellas [2000 / 2004], Un muelle en la nostalgia [2001], A espaldas del silencio [2002], Desde otras voces [2004 / 2005], La memoria encendida [2004] y Pese a todo [2004]. Entre sus libros inditos se encuentran A solas con la sombra, Bitcora del viento e Historias para Tiago. Tiene en preparacin La vida a quemarropa y Vigilia en armas.
Parte de su obra ha obtenido numerosas distinciones entre las cuales podemos citar el Primer Premio y Mencin de Honor Certamen Provincial Alfonsina Storni [1988], Segundo Premio Nacional Certamen Plaza de los Poetas 'Jos Pedroni' [1989], Primer Premio Edicin Certamen Regional Rosalina Fernndez de Peiroten [1990], Primer Premio Edicin Certamen Internacional Villa de Martorell, Barcelona, Espaa [1992] y, entre numerosas selecciones locales, integra Como ngeles en llamas y Los ngeles tambin cantan, Antologas de poetas latinoamericanos del siglo XX organizadas por la Casa del Poeta Peruano con el auspicio y promocin de Abrace, Uruguay/Brasil [2004 / 2006].
Ha actuado como jurado en certmenes nacionales e internacionales, fue presidenta de la Asociacin Santafesina de Escritores durante dos perodos consecutivos y, desde 1997, es co-directora de la Gaceta Literaria de Santa Fe.
En 1999 la Fundacin Reconocimiento, inspirada en la trayectoria de la Dra. Alicia Moreau de Justo, le otorg diploma y medalla nombrndola Alicia por 'su actitud de vida' y el Instituto Argentino de la Excelencia [IADE] le hizo entrega del Primer Premio Nacional a la Excelencia Humana por 'su meritorio aporte a la cultura'. En el ao 2005 fue nombrada Ciudadana Santafesina Destacada por el Honorable Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe 'por su talentoso y valioso aporte al arte literario y periodismo cultural y por sus notables antecedentes como escritora en el mbito local, nacional e internacional'.

segadesnorma@yahoo.com.ar

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s