s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Edilberto Crdenas Garca
Nacionalidad:
Estados Unidos
E-mail:
Biografia
EPITAFIO

Passte por mi vida
cuando mis brazos te aguardaban
ardientes como cada da,
cuando mis brazos te cegaban
y tu moras tras una alegre agona.

Passte por mi vida
cuando en nuestras vidas exista la alegra
cuando en el camino
cada amanecer nos encontrbamos
para drnos los buenos das.

Passte por mi vida
cuando la amargura de aquellos das
tocaba en celos de agona
cuando el destino cruel e inhumano
nos alej cortndonos de un tajo
arrancndo nuestra propia vida.

Y passte por mi vida
sin saber que en mi destierro muy lejano
te llamaba pero mi grito fu en vano
sin saber que ser hoy de nuestras vidas
sin saber si estaremos en este mundo,
si estarmos en este da.

Y passte por mi vida
ms, hoy, donde estars mujr aornza de mis recuerdos
encontrarte ansi con el alma entristecida
cobijarte aqu en mi pecho adolorido
y caminar por el camino an no recorrido.

Y passte por mi vida
ms, hoy, ya no queda la alegra de los aos juveniles
poco a poco nos estamos hacindo viejos
y sin saber como, en nuestro pelo, hebras de canas blancas
asoman reflejndo la llegada de una nueva vida.

Y passte por vida,
y, tal vz, algn da nos cruzamos por el camino
quizs nos vimos sin saber de donde venimos
pero al ver a nuestros hijos, pensaremos en los hijos que nos prometimos
y cuando veamos pasar algn cortejo fnebre
tal vez pensaremos, Dios mo el no ha sido malo, el ha sido bueno
llvalo a tu cielo,
otra voz dir a lo lejos, Dios mo esprala en el cielo
entre nubes de alhel
ella ha sido buena y siempre pens en m.

Y passte por mi vida
y nuestro cabello ser blanco
retozando yo en una hamaca
con mis nietos sobre mis rodillas,
quizs tu bordando almohadas
acurrucada en el jardn de tu casa
escucharemos alguna meloda
de entonces aquellos das
y una lgrima brotar a nuestra mejillas.

Y passte por mi vida
y en el campo santo abrirn una fosa en el suelo
mis nietos cubrirn de tierra mi atad,
tal vez, suspirars mirndo al cielo
y brotarn tus lgrimas de desconsuelo
porque una parte de tu vida ya parti en mortal vuelo
y en la tumba dnde soar eternamente con tu recuerdo
rezar el epitafio entre otras frases...
' y pas por este mundo y passte por mi vida...'



A TRAVES DE LA VENTANA


Seora,
yo no soy su enemigo,
jams podra serlo
y es que llevo un dolor infinito
por sus ojos de ausencia,
aquellos que sucumben
plidos, dolientes y en delirio
por las horas profundas que en su pensamiento oculta.
Seora,
en la soledad de mi alma
rompre el llanto, brama el fuego,
combatiendo dolientes vientos
por la inquebrantable culpa
de mi invasin y como yedra
a las profundidades de su pecho...
Seora,
ardientes das nos unieron,
dos monstruos que se amaron en secreto
cual hogueras de pasin que ardan
aquellas maanas amantes
cuando inclinado y envuelto
entre sus brazos, ebri de besos
con frenes yo la adoraba.
Ahora seora,
la v tras la ventana
y de aquellos das ya no somos nada,
pero la v, la v seora
y un pedazo de recuerdo
fulgurece entre sus ojos,
cruza esquiva de angusta y miedo
apartando su silueta a travs de la ventana
absorto, mudo y lleno de tristeza
en mi solitaria hora
sobre las gradas grises march
haca la soledad de mi alma.
Y ahora seora,
el recuerdo acosa en delirio
perseguidos por sus ojos de ausencia
aquellos que sucumben locamente
por el fro repentino
del recuerdo descubierto.
Seora,
en sus noches de ansiedad,
callada luchar por no decir mi nombre,
quizs por toda una eternidad
as todo de usted me alejar
como despus del medioda,
cuando mi corazn sombro
la despeda delirante,
con infinitos besos solitarios
cual mariposa de mi red de ansias
y mientras usted se alejaba
triste y extenuado yo la aguardaba
a travs de la ventana...
Seora,
la v, pero de aquellos das ya no somos nada...



A TI HIJO AORADO

Hoy te escribo a ti hijo aorado,
que sin haberte concebido
te sueo en ciertas noches de agona
como fruto de este gran amor
que vivo hoy en da y que cultivo da tras da,
sueo con tu rostro y cuerpo diminuto
imaginando que seas
el ms vivo retrato
de esta mujer que tanto y tanto quiero
deseo tenerte entre mis brazos, hijo mo,
arrullarte con la ms tierna cancin
que pueda haberse creado
para arrullar a un nio tan amado.
Pequeito mo, tu no has llegado
a este mundo todava
pero ya vives en mi mundo imaginado,
quiero tenerte y adorarte
en la plena madurez de mi propia vida,
quiero mostrate al mundo entero
y que conozcan el fruto de mi amor,
tan grande y verdadero,
quiero ofrecerte a t mi pequeo
un nombre y apellido,
quiero brindarte un hogar
lleno de amor y de ternura
y no quiero que sientas verguenza de mi,
un da cualquiera
cuando ya crecido te cuenten por la calle
que naciste de un amor prohibido
y que por amar a esta mujer
para m fruto prohibido
he recibido la condena y el reproche de los mos,
es por eso que desde hoy
te hago confidente hijo mo,
de este amor que no puedo
arrancar yo de mi vida
que me quema y me sofoca cada da.
A ti mi pequeo, dedico este poema,
que es el regalo ms sencillo
y a la vez el ms preciado
que puedo ofrecerte por ahora
donde vuelco toda mi inspiracin
de hombre enamorado
que hasta tu nombre
ya lo llevo concebido en mi mente
y me enternezco al llamarte suavemente
porque es el nombre
que desea que lleves la mujer que yo amo
y la que deseo que sea un da tu madre,
as te espero hijo mo
con la ilusin y el deseo
de ser tambien tu padre.
As, as te espero hijo mo
con tanta ilusin,
Te amo hijo mo
apresura pronto tu llegada
que desespero por verte
para luego tenerte entre mis brazos
y decirte muy tenue al odo
que te quiero hijo ansiado,
porque te conceb de un amor prohibido
pero tan amado.
Quiero que vengas a este mundo hijo aorado
cuando la tempestad se haya ya calmado
para entonces, quizs
ya podamos ofrecerte
la calidz de un techo
con todo su amor y su ternura
para no ser tres seres condenados
a vivir toda una vida ocultados.


BIOGRAFIA

Edilberto B. Crdenas Garca



Nacio en el Valle de Vitor, Arequipa su infancia y juventud transcurri en esta bella parte del sur de Per, entre ir y venir a su escuela fiscal 9626, caminaba hasta 5 kilmetros para llegar a ella y en el camino recreaba mapas y figuras en las nubes, intentaba contener el viento con sus manos y untaba sus lagrimas a la extensin del rio cristalino de su valle, as entre nubes, viento y melancolas, cruz horizontes de madrugada, conocindo la ciudad blanca. All bosquej su primer poema ' Atrs quedo su caballo sin montura, su encabritada burra, el beso en la enagua de alguna mujer casada y el suspiro de la hija del alcalde Lozada...' No obstante, su madre por poco lo interna en un convento salesiano, finalmente, logra ingresar a la Polica Nacional del Per, all se adentr en su Per profundo, conociendo las vivencias de sus pueblos, en tanto, el, fiel a sus principios haca de las noches y sus amores su bohemia, de las farolas y el dbil de sus luces su inspiracin a sus poemas. Luego se hizo profesor de educacin fsica, trabaj en elgunas escuelas y tras 23 aos de servicios a la Polica Nacional, dej atrz, uniformes, rifles y pistolas. Posteriormente se traslada con su familia a Los Angeles California en donde reside actualmente, Su trayectora literara en los Estados Unidos, apenas se inicia, participa en eventos culturales en lecturas de Poemas de su inspiracin, participa en concursos internacionales organizados por el Centro de Estudios Poticos en Madrid Espaa. Destaca una de sus obras ' Despues de m' la misma que le vali ser incluida en la Antologa Potica Lluvia de Recuerdos. Eddy como tambin se le conoce, posee una variedad de poemas ineditos como 'Oracin de los amantes', 'Vientos de Soledad', 'Con Nombre de Mujer' , entre otros.

Quienes deseen mantener correspondencia, pueden escribirle a



eddibart@yahoo.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s