s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jos Antonio Santos
Nacionalidad:
Puerto Rico
E-mail:
Biografia

I

Espérame
mientras soy otro,
quédate aquí con tu fe
puesta en mí, como
si no me hubiera ido,
como si todo lo que somos,
ahora mismo, quedara intacto,
sereno y melodioso.

Espérame
en este recodo,
como acostumbras,
mientras me alejo solo,
mientras me encuentro
con aquello tan otro
que soy a veces, sombra
perdida en los rostros
de esos que se miran
seguros, ingenuos, amorosos,
como fuimos hace tiempo
en nuestros cuerpos temblorosos.

Espérame en lo que juego
al amor en esos otros,
y me pierdo en su cuento
insaciable de locos.

Espérame que voy con ellos
a reírnos como tontos,
a contar nubes y estrellas,
y hojas de luna en un pozo.

II

Me digo a veces
cuando la luna me acecha:
si me quisieras, sí,
si me quisieras,
con descalza y desnuda
certeza,
sin la duda que desdora
tus abrazos y tu entrega,
me acercaría a ti
con todos mis gozos y penas,
sin palabras,
para que tú me entendieras,
rompiendo mis alas
para que al fin me tengas
en este ahora
sin ecos de ayer, ni huellas;
te hablaría de otras cosas,
te andaría por nuevas sendas
que nos constelen por dentro
luminosas estrellas,
le confiaría a la noche
que nos acune y nos duerma
juntos al lado del camino,
sobre la fresca hierba.

Me digo así tantas veces.,
pero no sé si me entiendas.

III

Hoy te cautivó una mirada
y mi alma desvalida,
al ver tus ojos echar alas
y volar ardiente a esas pupilas,
se escapó de mi cuerpo,
corrió y corrió despavorida.
Se fue por el tiempo
a no sé qué lugares, herida,
a vagar con gitanos
por lunas y sendas sombrías,
y por allá se vio rodando,
cayendo, caída.
sin nada en la manos,
con voz en pena, sin vida,
llorando en su canto, gimiendo
dolida.

De pronto regresan tus ojos,
pero no a mis pupilas;
se quedan vagando,
como un barco a la deriva,
solos, sin norte ni vientos,
sin una ruta fija.
Me miras de lejos,
desde una niebla que te habita
los poros, la calle, tu andar,
y tu alma fugitiva
que no sabe regresar
al \'nosotros\', alegre, viva.

Te miro y enrabio en silencio,
suspendido del hilo de esta vida
nuestra, pero me sostengo
y te sujeto, y tú me ases, y me miras,
y yo te miro y te perdono
por no perder tu orilla
y tu sombra aquí a mi lado
que me acuna y me cobija,
pero más que nada,
y aunque no lo admita,
por saber que mis ojos
al igual oscilan,
y se van por ahí, por otra acera
de otra calle de otra vida.
¡Ay te perdona mi alma,
desprendida!

biografia:

José Antonio Santos
nació en Caguas, Puerto Rico. Sus poemas han aparecido en las revistas literarias Bodegón de los Poetas y Borinquenliterario, y en la colección de poemas Shells Upon the Shore. Es autor del poemario JANUS, publicado bajo el sello de la Editora Imago Mundi [2002] y LA DICHA SIN NOSOTROS [2005]. Actualmente se desempeña como Catedrático en el Departamento de Inglés de la Universidad de Puerto Rico en Cayey.

jacarta@libertypr.net

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s