s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jos Luis Castillejos Ambrocio
Nacionalidad:
México
E-mail:
Biografia

VOLVERÉ

Volveré a cada uno de los lugares
que recorrimos juntos
para recoger el amor que dejamos
impregnado en calles, bancas,
paredes, restaurantes, jardines,
iglesias, árboles, personas,
autos, miradas, cubiertos,
mesas, restaurantes o frente al mar.

Recorreré solo y pensando en ti
y observaré cada uno de los espacios
donde fuimos felices
y donde lloramos la despedida.

Se que al amor hay que buscarlo
aunque se resista
insistir, atraparlo
hasta que caiga
a simple vista.

Pero no dejaré que otro atrape
el amor que está en el ambiente
con tu sonrisa de niña traviesa
y con tu mirada a veces
triste, meditabunda y tímida.

Volveré porque no quiero
que me duela tu ausencia
ni que quede en el limbo
el amor incandescente.

Por eso recogeré todo:
Tus besos, tu sonrisa,
Tu dolor por la vida,
Tu ausencia.

Al desandar los pasos
comprenderé nuevamente
que la vida solo es una
y sin ti, sin ti, nada importa.

[*]

ENSÉÑAME

Enséñame a besar el aire
sin perder el aliento,
a morder tus labios sin sangrarlos
y a amarte en silencio
para no quebrar tu quietud.

Enséñame a ver a Dios en las estrellas,
en el llanto apagado de una mujer,
en la silente caricia de un anciano
y en la mordedura de un perro
amor ajeno.

Qué sensación tan tierna
dejarse morir por un beso
y gemir como el viento en un suspiro.

Quiero que me enseñes
a caminar por la vida
sin dolerme de los desamores,
las tristezas, los engaños y los llantos.

Enséñame a dejarme cautivar
por las rosas, el canto de un ave,
el fresco amanecer, el olor a mar,
a fruta fresca, a beso recién dado.

Cuando beso con la mirada las cosas
te siento en ellas y me encanta Dios.

Resulta que Dios mueve todo:
Las nubes, el viento,
el zumbido de un zancudo,
la fosforescente luz de la luciérnaga,
el relincho de una potranca,
el ladrar de un perro.

Un día amanece nublado o con sol
y Dios está allí, sembrando flores,
moviendo a su antojo la arena,
meciendo las olas,
hamaqueando las palmeras,
y haciendo que tú, sin desearlo,
contornees las caderas.

Dios me ha enseñado que tú
eres fuego y viento desatado,
terremoto intermitente,
pasión andante, agua que discurre,
tierra agitada, luz y sabiduría.

Quiero que me enseñes
cómo reprimir mis emociones
para frenar siempre el llanto
que se anuda en la garganta.

Es que ¿sabes?, el sabor amargo de las lágrimas
me han llevado a pensar
que debes enseñarme a andar por los caminos
sin caerme en el intento.

Por eso quiero que me enseñes
a ver las constelaciones,
a amanecer sin frío y sin soledad
a amar los trazos de tu piel,
tu aliento bucólico
y la melodía de tu voz,
apagada en un interminable beso.

Enséñame, sólo enséñame a besar el aire
y a tejer con las nubes
pequeñas alfombras para que descansen tus pies.

-0-

CHIAPAS

Vengo de una tierra
con olor a café,
bañada por el aroma a mar,
a ríos, a montaña,
a gente cálida,
a besos furtivos.

Soy de Chiapas,
donde el alma tiene el sabor
de la flor de calabaza,
del maíz, a tamales,
a cempoaxuchitl, la flor de muerto,
la de cuatrocientos pétalos.

Vengo de la tierra del sur,
donde se vela a los muertos
con una cruz y un santo,
zahumados con copal y ocote
y olor a parafina
y con flor de corozo,
entre gritos de dolor,
y jugadores de póker
y de dados.

Vengo de una tierra
donde se hace pan,
para los vivos
y para los muertos.

El pan de muerto
es una rosca de la vida,
con manteca y azúcar.

En mi tierra, al sur de la nostalgia,
los dulceros venden calaveritas de azúcar,
y pepitas de calabaza doradas.

Vengo de la tierra con olor a nanche,
ese fruto de color amarillo,
con fuerte aroma,
más pequeño que una aceituna.

En las ferias de mi pueblo se come nanche,
en helados, almibarados o
curtidos con aguardiente.

Vengo de esa tierra
y de allí saqué a
pasear la música de la marimba,
a través de la poesía.

Esa es Chiapas,
la tierra de los sabores y olores,
la cuna de los Mayas,
la de la Ceiba y el roble,
el café y la lechuza.

Es la tierra donde Dios
suspiró profundo
y exhaló un paisaje.

biografia:

José Luis Castillejos Ambrocio
nace el 3 de febrero del año 1964 en Venecia, una comunidad costera del municipio de Tapachula, Chiapas, México. Su infancia estuvo vinculada al campo, a los sembríosde maíz, algodón, plantaciones de banano; al mar, donde descubre la urgencia de describir su entorno.

¿Cómo es su poesía? Intensa, visual -en una relación estrecha de palabras e imágenes-, \'expresionista\', libre de ataduras, sin el corset o la dependencia. \'Es una forma de transmitir, sin cortapisas, la sensibilidad humana\', afirma el autor.

Castillejos Ambrocio cree que es mejor cabalgar la espiritualidad de las palabras y expresar las emociones, sentimientos, ideas y construcciones de la imaginación que gastar el tiempo en cosas más mundanas. Es una forma -según el autor- de sintetizar la vida, \'enloquecer\' o \'loquear\' a otros que ven en la poesía una especie de autobiografía cuando en realidad es una forma de danzar con la vida, burlar a la muerte, enamorarse de todo, sufrir, vivir intensamente.

José Luis Castillejos Ambrocio empezó a escribir poesía a los 15 años en el semanario Lunes Gráfico, filial de Diario del Sur, en Tapachula, Chiapas. En esas idas y venidas a ese medio de comunicación empezó a escribir pequeñas notas y luego reportajes a los 16 años. Un año después era jefe de información del diario Sur de México y corresponsal en Chiapas del diario mexicano Excélsior. En ese tiempo dejó su casa y se fue a recorrer el mundo con el verso a cuestas y un cúmulo de sueños que lo llevaron a radicar a la Ciudad de México para estudiar en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM al tiempo que trabaja en la Agencia Mexicana de Noticias [Notimex] cuando apenas cumplía su mayoría de edad.

A los 19 años de edad es el colaborador más joven de la revista Siempre y reportero del diario El Nacional en la urbe más grande del mundo. Un año después elabora análisis para la oficina de prensa del Gobierno del Distrito Federal y en horas de la madrugada hace análisis informativos para Caminos y Puentes Federales de México y la Secretaría General de la Contraloría. Tras el terremoto de 1985 decide retornar a Chiapas donde es designado a los 21 años jefe de prensa del Seguro Social y un año después ocupa el mismo cargo en la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos en la costa de Chiapas; después es designado director del diario Tiempo de Chiapas. En esta vertiginosa carrera ingresa al diario El Universal de México y la agencia Reuters y después a Associated Press, al tiempo que escribía en el diario El Orbe de Tapachula, Chiapas. En 1991, la agencia Notimex lo contrata como su corresponsal en Guatemala donde permanece tres años; trasladado a Lima, Perú, desde allí cubre actualmente las noticias de ese país y de Bolivia desde 1994, las que son publicadas en el portal http://www.notimex.com.mx

Escribe en los portales de México: http://www.columnasur.org, http://www.lapalabra.com,http//www.seguridadydefensa.com [Argentina], http://www.belt.es [España],

[personal],
http://joseluiscastillejos.weblog.net

http://www.poesia-inter.net/indexcont.htm

Correos:
joseluiscastillejos@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s