s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Julio Pedro Fernando Arambur
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
Biografia

Canto Argentino.

En Argentina no hay futuro
Los hombres huyen con vergüenza
Algunos creen otros rezan
Otros se olvidan como el humo
Es tierra santa para algunos
Mendiga patria y funesta

Tierra inocente y bonita
Ojos de azul alborada
Pasos de buey en la nada
Fuegos que prenden la vida

Yo me digo pa´ los adentros
Patria de tangos y de vinos
De rasa negra y de rabinos
De bobos blancos desatentos
Argentinos que están contentos
Seguramente están dormidos

Tierra de arroz y de trigo
Caspa marrón de madera
Grupa chiquita y ombligo
Triste, feliz y soltera

Veo la rabia en la ventana
Pero no puedo ser del pueblo
Hay razones que nunca siento
Aunque patine con bananas
Hay rumores en las persianas
De la tristeza de los viejos

Miedos de perros tirados
Gritos de lobos dolidos
Sordos que buscan los ruidos
Necios que matan el canto

Los sueños crecen en los ramos
Del sentimiento profundo
Pero los corta el gringo absurdo
Y se los lleva a lo lejano
Para vendérmelo envasado
A super precio por discurso

Rejas abiertas, milicos
Cáncer de mama en la leche
Agua llenando molinos
Triste, feliz e indolente

Quise ser famoso

Antes quise ser famoso,
que la gente me divulgue,
como el mar a su ronquido
mis canciones a una nube.

Luego vi que muchas gentes
se mordían la poesía.
Lentamente desangraban
olvidándose las rimas.

Unos fueron destripados,
otros vivos aunque muertos.
Se colgaron de las medias
y comieron suculentos,

otros pocos tan gigantes
se escondieron por vergüenza,
otros fuimos tambaleando
noblemente por la cuerda.

Ya la vida me ha pasado
El barrilete transido.
La amargura de mascar
las angustias del olvido

Pero al fin me he dado cuenta
que la voz no tiene muerte,
seguiré cantando y nunca
mi ilusión valdrá un billete.

Las voces del pueblo...

Unamos gargantas, corazones, trino
y cantemos para hacer tumulto y ruido.
Por que abiertas tenemos las manos ambas
y vacías nos devolvieron las almas,
ingratos, mal paridos, sordos
necios del sentido más tonto.
Tenemos nada y la mirada al cielo,
tinta en la sangre y los oídos viendo.
Vengan que las voces bien se sienten,
en la boca de la buena gente...

biografia:

...\'Escribo porque sé y porque me gusta. Me inspiro en la música y los versos. Más allá de todo eso, no puedo evitar de estar vivo y abierto, por dentro y por fuera, a la vida y a la muerte; a los demás, especialmente a los humildes; atento a los malos, a los mentirosos y falsarios, que me inspiran una curiosidad irresistible. Cerrado a cal y canto para los peores, del libertino al ladrón, del egoísta al torturador, del demagogo al adulón, del nazi fascista al cobarde, al ideólogo del no te metás...\'

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s