s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mehdi Akhrif
Nacionalidad:
Marruecos
E-mail:
Biografia
MIENTRAS

Mientras contemplo mi mano
trabada,
casi paralizada por una pausa
en una lnea vaca, tras otra lnea,
me ro para mi adentros.
Me ro
de mi mano
del signo colocado
en el centro de la pgina
como una campana intil.
Y me adentro
ajeno al texto
siguiente.
Me ro
con una garganta prestada a un vuelo ciego
y estril,
Me ro de mi voz, de la angustia
de una pesadilla impuesta de la que no me despertar
tras el da de hoy.
Me ro de mi caligrafa apretada
en lneas polvorientas,
como un vaco de ondulados sepulcros.
Me ro de la escritura que echaron a volar
lirios de sueo y de la escritura qe el papel calcina.
En cada trazo
busco algo que me rescate
de mi mano.
Y me ro
del manto que el viento dibujar
sobre mi boca, del terrible estornudo que me espera
con el saludo del polvo.

ESTA SILLA

Soy yo
O es otro el que se sienta
ahora en mi silla?

No hay nadie
excepto yo.

Al lado de la silla
hay dos mesas imaginarias
- como la silla misma -
y no hay espejo
para la simulacin.

Mis hojas estn blancas
y cerca hay una copa
por la que suben las burbujas
del insomnio
que las hojas derraman.

Delante de m
siete aos luz
sentados en la misma silla

La arena zodiacal
es mi parte en la herencia
astrolgica de las hojas. Se asoma hacia m,
sin preocuparse
del tiempo, y yo
desde esta silla parezco
otro en realidad.

Delante de la pgina,
a medianoche, siempre
soy otro entonces
dicto versos mudos
Y medidos.

Quin los nombrar?
Quin los scribir en mi lugar?

Nadie
escribe versos de tinta
hipottica en su mente.

Perdname,
oh medianoche.
Yo no soy t.
Yo no soy mi yo.

Entonces,
borra la silla, esta silla.
Borra la mentirosa aurora.
Borra mis manos,
Y no dejes de este paisaje
ms que las burbujas
De la copa.

ENTRE DOS BLANCURAS

Mis estantes pueden desplomarse
ahora sobre mi cabeza
y no sucedera nada. Qu habr despus?
De vers sucede algo aqu,
donde una mano
borra mis alientos
en el verso
y donde mi perfecta mano
est en un lienzo
y yo
en otro,
buscando mi texto ausente!

No hay ninguna diferencia entonces
entre dos blancuras que son mi irrevocable maana.
El muro es mi perfecto modelo, el muro mismo
y ojal estas lneas mas pudieran
ocultar lo que no ocurre.

De hecho suceden cosas
pero no tan as...

Como
que el techo se hendi muchas veces
por efecto de la esterilidad de mi tintero
- incluso en el sueo -

y como
que el muro se convirti en una taza
que lee mi farsa en voz alta
y como.

Mis letras pueden desempear
el papel de testigo en contra de nosotros dos,
quiero decir en contra del texto y de m,
sin ninguna mscara,
mis letras pueden quejarse
ante el ideal de la poesa si me muero.

y ojal pueda esfumarme en lo absoluto
con el centello que me corta los alientos.
Pero alguna blancura ms alta
que mis palabras en el texto arrastran mis alientos.

Al otro lado
de esta pgina - dblala -
aparecen algunas letras waw
que no son semejantes a las mas,
parecen uas preparadas para dibujar sobre las rejas.

Y transcurren das dispersos
debajo de la elipsis con boca abierta,
en un contexto cualquiera,
y yo de tantos mordiscos e la tinta seca
en mi garganta
se me suben gemidos y llamadas,
se me suben del fondo de mi propio yo,
y me seguirn hasta que aparezca la bestia
y me envolvern versos de Sanaat Koddam al Maia
y me envolver el graznido bho.

Por quin doblan tus campanas,
oh Hlderlin.
En esta taberna
puedo
declarar este cuaderno mo,
kaftn de prosa rimada, sin timidez ninguna,
que no tengo nada excepto esto,
este verso
y este cuaderno.
Nada ocurre
en la alcoba de sueos de un modernista
cuyos tiempos pasaron.
Hace ya aos que estoy en el umbral
Hay alguien en la puerta?
Que entre, tambin la letra si est en la mente.
Un zumbido, el ruido de un clavo en el fretro.
Que entre.que sea el bienvenido,
En la pgina.que no haya discrepancia ninguna,
por favor.
Tambin que sean bienvenidas las palabras penosas
Una sola vocalizacin de las dos en attanwin
y hasta alambres de pas.
del abrigo de Kawabata
o del libro del canto de los muertos.
Gritos sin eco, que entran,
no hay discrepancia, slo que entran
y que dejan la puerta de la pgina abierta
para la llamada de los ahogados
en el mar de la oscuridad.
Estoy en el umbral.
Mis pasos se desvanecieron
y detrs de m estn los cuatro caminos,
y delante
se inclinan algunos signos de interrogacin
hacia la elipsis.
Y alrededor de m el nun, y otro y otro
sin ningn techo
dejadme por fin echado
en el pozo de mi yo plural.

Mis expertos en mi mismo son innumerables, dijeron:
Djate del muro y del llanto,
puedes lamentar tu texto
en un silencio ms elocuente que este otro silencio.
Puedes quedarte
Como un clavo en la garganta de tu propio yo,
y puede Pessoa
pacer tus rebaos
en otro guin.
Y puede que la imaginacin de la taberna
te engae
llevando el juego definitivamente hacia el-texto
Dijeron:
Si el texto es ausente
y t eres el presente
no suceder en absoluto
nada.

biografia:

Mehdi AKHRIF
naci en Arcila en 1953, es profesor de literatura rabe, miembro de la Unin de Escritores de Marruecos, miembro de la junta directiva de la Casa de la Poesa de Marruecos, y es director del Festival Internacional de Poesa de Casablanca.
De su obra potica destaca:
- La puerta del mar [Beirut 1983]
- Cielo bajo [Casablanca 1989]
- Cantares para la diversin del mar [Rabat 1992]
- Primer sol [Rabat 1995]
- La tumba de Helena [Rabat 1998]
- El alboroto de una exhumacin en los bordes del alba [Rabat 1998]
- Ms all de la blancura [Casablanca 2002]
Y de su prosa:
- Balcones y espejos [El Cairo 2000]
- Relato y huso [Casablanca 2000]
- Burbujas de tinta [El Cairo 2002]
- Badi Arramad [Tnger 2004]
Ha traducido obras maestras de poetas epaoles, hispanoamericanos y portugueses:
- - Antologa de relatos colombinos [Ministerio de Cultura Rabat 1998] en colaboracin de otros.
- La llama doble de Octavio Paz. [El Cairo 1998]
- Poesas escogidas de Fernando Pessoa. [ 1 vol en El Cairo 1995 y Casablanca 1996] [2 vol en El Cairo 1998]
- Los crculos del infierno de Justo Jorge Padrn[Casablanca 2001]
- El libro del desosiego de Fernando Pessoa[Ministerio de Cultura Rabat 2001]
- El guardador de rebaos y otros poemas de Alberto Caeiro de Fernando Pessoa[Ministerio de Cultura Rabat 2004]
- Odas de Ricardo Reis de Fernando Pessoa. [Ministerio de Cultura Rabat 2005]
- El libro del fro de Antonio Gamoneda. [Ministerio de Cultura Rabat 2005]
Su obra potica ha sido reunida y publicada en el 2003 por el Ministerio de Cultura de Marruecos en dos volmenes que recogen otros poemarios inditos del poeta. Tambin buena parte de su obra potica ha sido traducida al espaol, al francs, al alemn, al ingls, al griego, al potugus, al macedonio.

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s