s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Guillermo Zamora Alarcn
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia

...Y estas horas

No sé que hacer en estas horas en que lo único que hay... es perder el tiempo
viviendo como un sonambulo en medio de esta cordillera nevada
nadie ni siquiera grita o se suicida por estos lados
ni siquiera hay alguien que esquie desnudo por las canchas, gritando: ¡ A la mierda !
y despues deslize su trasero por este piso blanco.
Que horror...nadie tiene la más minima intención de partir hacia la ciudad en plena tormenta
tomando los últimos conchos de la botella de tequila
ni siquiera hay una muchacha de muslos blancos que se anime a entrar en mi cama
y decirme: por esta noche te amo..sin importar el mañana
Que indiferncia, sentir que caminamos hacia un abismo de desesperanza y congoja
en que nadie sabe que hacer mañana ni los días venideros,
en que los sueños son solo unas ilusiones que se implantan en la cabeza por unos momentos
y que despues se esfuman como los últimos instantes del cigarro entre los dedos
Así es, Así somos...espejismos, siluetas, almas en pena...

Que diminuto somos en esta cordillera llena de nada y belleza
llena de alegrías efímeras y de algún que otro pensamiento lanzado a la nada misma
a esa nada de donde venimos y hacia donde vamos...

Discurso al Presidente

Señor Presidente de la República de Chile
Presidente de esta larga y angosta faja de tierra
Presidente de las trece regiones inexistentes
Presidente de Santiago, capital y país al mismo tiempo
Señor Presidente de la Cámara de Simuladores
perdón, de la Cámara de Senadores
Señor Presidente de la Cámara de Despistados
perdón, de la Cámara de Diputados
Señor Presidente de la buena mesa
perón, Presidente de la Corte Suprema
Señores comandantes en jefe de las fuerzas de paz exterior
que no respetan la paz interior.

Autoridades omnipotentes del clero
que diariamente crucifican a sus fieles
Autoridades educacionales
que no saben lo que leen ni lo que firman
Señores alcaldes electos que nadie los conoce
Pueblo de Chile...
Contaminadores, micreros, sopaipilleros, payasos melancólicos
Ejecutivos de cuenta gotas
Gerentes Generales del General
Amigos mios que yacen sepultados
disfrutando de este circo
Amigos nuevos intelectuales, lectores asiduos de Corin Tellado
Amigos del pasado, ya, marchito
Amigos terroristas que luchan por reivindicar
lo que se perdió hace 500 años
Amigos de los derechos humanos que se violan diariamente
Amigos de los pocos animales que aún viven
Amigos anárquicos que anarquizan lo ya anarquizado
Amigos fantasmas que deambulan por plazas y cementerios
Amigos de la Luna
Amigos del Sol

Hermanos Indígens extraviados,
Hermanos mapuches que no tienen descendencia
Hermanos del vino y del cigarrillo
Hermanos Filósofos que mueren por beber mucha filosofía
Hermanos de sangre contaminada que segregamos por incultos
Hermanos que arrojan la basura al suelo
Hermanos que escupen en las calles
Hermanos satánicos que adoran a Lucifer por obra y gracia de Belzebú
Hermanos del zurron al hombro que añoran días de Paz y Amor

Hermanas y hermanos
Mis palabras lo intentan decir
pero como Ustedes mismo lo pueden constatar
No dicen nada...

Mis antecesores tenían razón señor Presidente
La economía es problema del Ministro
El Ministro es problema de Usted
Usted es la solución a los problemas que no puede solucionar y que no tienen solución
Su sucesor no los solucionara tampoco...
Nosotros solo somos un número
y creemos ser Dios y disfrutar de todo
pero la verdad,
nos marchitamos por dentro...
vemos todo y hacemos poco
buscamos compresión y alguién que ns escuche
pero nos olvidamos de nuestras almas...

No somos Hombres, Señor Presidente,
solo somos simples bosquejos
en este país de Fantasía.

Muchas Gracias

Las calles de Huérfanos con Cienfuegos

Recuerdo esos atardeceres de alcohol y humo
en que caminamos juntos por las calles de adoquines
mirando las viejas casas carcomidas por el tiempo
e internándonos por esos pasajes llenos de recuerdo

Creíamos ver damicelas en las terrazas corroídas
y jugábamos a ser personajes de antaño
escuchábamos un walz de tiempos de tertulia
en aquellos recovecos de grietas y ladrillos

Solíamos sentarnos en la pisadera de la iglesia
y contemplar las gárgolas que penden de sus murallas
veíamos pasar el tiempo entre risas y tristezas
sin ni siquiera decirnos nada

Esos atardeceres se fueron de improviso
dejamos los pasos y algún que otro sacrificio
las casas aún permanecen muriendo a medias
y nosotros partimos creyendo en quimeras.

N creo en destinos amargos
ni pienso como me ha tratado la vida
pero quisiera volver luego..luego
a esas calles de Huérfanos con Cienfuego.

biografia:

Nacido en Ñuñoa
Estudie en varios colegios
Egrese de cuarto medio a los 16 años
No sabía que hacer en ese entonces
No sé que hacer ahora.

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s